Noticias

Cómo preparar una charla relámpago

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock

Las charlas relámpago o Lightning Talk son presentaciones que tienen como característica el corto tiempo de duración, normalmente unos 10 minutos como máximo. Este formato es muy utilizado en conferencias donde se busca que en poco rato pasen muchos expositores, tocando una temática concreta sin profundizar en la misma, tal como sucede en las famosas charlas TED o Pecha Kucha. Sigue los siguientes consejos para realizar una charla relámpago súper efectiva y causar furor.

 

Lee también

» Claves para dominar el lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo
» Motivos para asistir a conferencias en la universidad

 

Tips para preparar una charla relámpago efectiva

 

1 – Un comienzo efectivo

Comienza con una apertura fuerte que capte inmediatamente la atención de la audiencia, dejando en claro desde el inicio cuál es el propósito y el tema de tu charla. ¿Quieres ejemplos de un comienzo efectivo para una conferencia? Prueba empezar con una anécdota, con una pregunta al público o con una frase célebre. Éstas son siempre formas de captar la atención del público desde un primer momento.

 

2 – Construye una historia única

Hay varias maneras de construir una historia de la que la audiencia se enamore. Entre ellas, está el utilizar conexiones emocionales, motivacionales o humorísticas. ¿Cuál es tu punto fuerte? ¡Utiliza tus mejores armas para construir la historia! Pero ten cuidado, busca el equilibrio: busca decir las cosas de forma atractiva, sí; pero no olvides que lo más importante es lo que tienes para decir.

 

3 – Apóyate en diversos recursos

Si bien tienes muy poco tiempo para exponer tu proyecto, puedes utilizar recursos audiovisuales para apoyar tu idea. Realiza una presentación fugaz que compile información breve en pocos segundos o en un minuto. Pero además, los recursos tecnológicos no son los únicos: ¡utiliza todo tu cuerpo para comunicar! Practica tus gestos, desde cómo te moverás sobre el escenario hasta cómo establecerás contacto visual con la platea, entre otras habilidades de la comunicación oral.

 

4 – Busca ejemplos y comparaciones

Una forma de fijar mejor los conocimientos es comparándolos con algo que ya conocemos. Utiliza ejemplos: pueden ser experiencias propias, temáticas populares o ejemplos locales. Esto generará empatía con la audiencia y todos estarán más abiertos a escuchar tu punto de vista.

 

5 – Haz un buen cierre

Si tu charla estuvo genial pero no realizas un buen cierre, el balance puede llegar a ser negativo. Concluye la idea que has presentado y procura que se haya entendido. Para cerrar con fuerza una conferencia puedes apelar a los mismos recursos que al inicio: la emotividad, la emoción, el humor o una pregunta de reflexión, entre otros. Y recuerda que un cierre efectivo es tan o más importante que un comienzo igual, ya que es la última impresión de la audiencia, lo que se llevarán de esa instancia.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.