Noticias

Poopó: El segundo lago más grande de Bolivia se secó

           Autor: Camila Siqueira
Vista del Lago Poopó cuando todavía tenía agua
Vista del Lago Poopó cuando todavía tenía agua  |  Autor: David Almeida  |  Fuente: Flickr

El segundo lago más grande de Bolivia, el Poopó, está seco. Esta situación significa una catástrofe para la supervivencia de comunidades pesqueras y también para cientos de especies. Según el Gobierno de Bolivia, esta situación se debe al clima árido provocado por el fenómeno El Niño y por el cambio climático; aunque los expertos sugieren que las responsabilidades de la desaparición del lago no están solamente ahí.


Lee también
» El gobierno boliviano prevé instalar una planta de energía nuclear
» Yale Environment 360, nueva revista académica difundida por Universia

El lago Poopó fue el segundo más grande de Bolivia (después del Titicaca) y uno de los recursos pesqueros más importantes del país, pero hoy está convertido en un desierto árido. Está ubicado en un altiplano en el departamento de Oruro y tenía una extensión de 2337 kilómetros cuadrados; pero de aquella extensión hoy en día solo quedan tres humedales de menos de un kilómetro cuadrado y 30 centímetros de profundidad. El Gobierno de Bolivia culpa de esta situación a EL Niño y el Cambio Climático, aunque los expertos sugieren que la responsabilidad de la desaparición del Poopó también es de las autoridades.

 

La investigadora de ecosistemas lacustres del Instituto Cary para Estudios de Ecosistemas en Nueva York, Lisa Borre, asegura según un artículo en National Geographic en Español que la rápida desecación del Poopó de los últimos años se debe en parte al abuso de suministro de agua, y a que el gobierno boliviano no ha sabido gestionar esta situación. “El gobierno boliviano culpa a El Niño y el cambio climático, y ciertamente estos fenómenos influyeron, pero lo que las autoridades no dicen es que no implementaron un plan para gestionar la cuenca”, aseguró Borre.

 

En el mencionado artículo se explica que el según el programa de gestión de aguas, las autoridades debían permitir que el río Desaguadero (el que fluye desde el lago Titicaca) fluyera hasta el Poopó, pero los gestores no están abriendo las compuertas de control con la frecuencia necesaria para enviar agua río abajo, a la vez que están desviando parte del agua para actividades de agricultura y minería, según explica Borre; quién también afirma que cuando hay suficiente agua disponible el río se obstruye a causa de sedimentos acumulados por la minería en el área.

La situación del Poopó no es única: “Muchos otros lagos del mundo están igualmente amenazados por grandes programas de desarrollo o la mala gestión”, apunta la investigadora

Hace más de dos décadas se advirtió que el Poopó podía desaparecer

Tal como informa un artículo del portal El Deber, una investigación publicada en 1992 advertía que la contaminación industrial, la sequía y la salinidad podían secar al Poopó. El trabajo estuvo a cargo de los investigadores Víctor Zabaleta C. y Michael Bremer, con fotografías de Orlando Acosta Veizaga, se denominó “La degradación ambiental de los recursos pesqueros del lago Poopó”.

 

Zona de desastre

Hoy en día el Poopó está prácticamente seco y los miles de peces y demás especies únicas de flora y fauna que antes habitaban sus aguas están muertos en la gran superficie de salitre que quedó en lugar del lago. Pero esto no solamente afecta al ecosistema, ya que el lugar era una importante fuente de ingreso económico para varias familias pesqueras de la región, las que tuvieron que buscar nuevos destinos (como Chile) en busca de nuevas oportunidades.

 

Por su parte, el gobernador del departamento de Oruro, Víctor Hugo Vásquez declaró el 18 de diciembre de 2015 zona de desastre departamental a causa de la desaparición del lago Poopó. “Esta declaratoria de desastre permitirá que la gobernación de Oruro, así como los municipios afectados y el Gobierno nacional, aporten recursos económicos para desarrollar tareas de urgencia por el secado del lago” (como ayudar a las 350 familias pesqueras afectadas por este desastre), aseguró la autoridad mediante una rueda de prensa.

 


Un documental aborda la problemática del cambio climático en la región

“América Latina, un continente olvidado” es el nombre del documental elaborado por periodistas franceses que trata sobre los tremendos efectos del calentamiento global en las regiones de Perú, Bolivia, Colombia y Brasil; mostrando la realidad de estas comunidades y como las sequías, inundaciones y deforestación están devastando parte de Latinoamérica.

 

Mira a continuación el documental “América Latina, un continente olvidado”



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.