Noticias

Cómo enfrentar el miedo a fracasar

      

Cuando vamos por un proyecto o un sueño, una de las cosas que más enlentece nuestro camino es el miedo a fracasar. Este miedo es casi inherente al ser humano, porque partimos de la falsa creencia de que la ausencia de fracasos es garantía del éxito. En realidad la ausencia de fracasos puede estar indicando que eres una persona que jamás asume riesgos, y sin asumir riesgos, es difícil que puedas concretar tus metas.

 

Lee también
» Muchos trabajadores no piden consejos porque temen parecer incompetentes
» Los 13 sectores más rentables para comenzar un emprendimiento
» Consejos para emprendedores: 5 características de emprendedores exitosos 

 

De todos modos es natural temer al fracaso, porque todos queremos que las cosas nos salgan bien. Lo importante es no dejar que ese temor obture nuestra carrera hacia los objetivos que queremos lograr.


A continuación te brindamos 5 tips que te ayudarán a enfrentar el miedo al fracaso ¡Conócelos!

 

1. Aceptar que te equivocas

Los expertos coinciden en que aceptar los errores es el primer paso para perder el miedo al fracaso. Si buscamos alcanzar el éxito será necesario que tomemos nuestras equivocaciones como parte natural del camino. Cuando te equivoques no te culpes, sino sólo conseguirás sobredimensionar el fracaso y tenerle más miedo la próxima vez. Mira para adelante y deposita tu energía en enfrentar un nuevo desafío.

 

2. Pedir ayuda

Si te vales del apoyo de alguien eso te ayudará a sentirte más seguro. Contar con alguien que te ayude a concretar tus metas y que esté allí si las cosas no salen como lo esperabas será un apoyo fundamental para motivarte y erradicar el temor.

 

3. No desgastarte haciendo un esfuerzo sobrehumano

En muchas ocasiones tenemos las soluciones más sencillas al alcance de nuestra mano pero nos cuesta verlas. A veces solucionar algo complejo implica apelar a la forma más simple para hacerlo. No te enredes en buscar soluciones más complicadas que el mismo problema, prueba ir por el camino más sencillo a ver qué tal resulta y lo más importante: no pierdas la calma.

 

4. Aprender a decir que no

A veces por compromiso o porque quien nos dice algo es importante para nosotros, creemos que tenemos que decir siempre que sí. Decir que sí muchas veces evita conflictos pero también nos deja en un lugar de poca determinación. Al decir que sí a todo no abrimos la posibilidad del intercambio y la negociación, dos elementos que suelen ser muy enriquecedores, sobretodo en el ámbito profesional.

 

5. Aprender a decir que sí

Aunque tengas miedo, tomar riesgos es un motor que te hará crecer como profesional. Como mencionábamos más arriba que decir a todo que sí podía cerrar muchas puertas, decir siempre que no también lo hará. Decir que sí aún cuando una situación te enfrente a tus mayores inseguridades es un buen camino para dejarle de temer a los fracasos y asumir los desafíos con fortaleza y una actitud positiva.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.