Noticias

Aprender a tocar un instrumento tiene más beneficios de los que te imaginas

           Autor: Camila Siqueira
Autor: Victority  |  Fuente: Shutterstock
En la actualidad se ha comprobado que la música trae grandes beneficios para la salud emocional, ya que estimula el cerebro de manera que debido a la segregación de algunas sustancias recibimos de forma inmediata sensaciones de placer y bienestar. Y más allá de los beneficios emocionales y sociales de escuchar música, el aprender a tocar un instrumento tiene sus propios beneficios, mejorando las habilidades en varias áreas; incluso cuando se aprende de adulto.


8 beneficios de aprender a tocar un instrumento musical



1 – Te volverás más inteligente


A los pocos meses de comenzar a aprender como tocar un instrumento musical el cerebro comienza a modificarse y con esto a mejorar las habilidades del lenguaje, la memoria y la inteligencia espacial.


2 – Mejora la coordinación


Al ejecutar un instrumento musical se trabaja la coordinación corporal, ya en algunos instrumentos particulares como la batería de requiere que todas las extremidades realicen movimientos coordinados a distintos tiempos.


3 – Se abren nuevas formas de expresión


La música es una de las formas más bellas de expresar los sentimientos, y quienes pueden ejecutarla o crearla aumentan su sensibilidad artística encontrando un canal de expresión maravilloso. 


4 – Vence miedos


Son muchas los niños y personas adultas que pueden experimentar una especie de “pánico” al tener que hablar en público o pararse frente a muchas personas en un escenario; pero al tocar un instrumento, y cuanto más aprenda sobre el mismo, el ejecutante aumentará progresivamente su confianza en lo que hace y además puede llegar a estar tan involucrado en su performance que hasta se le puede “olvidar” que está frente a muchas personas, quedando totalmente compenetrado en su interpretación.


5 – La música es un agente socializador


Al aprender a tocar un instrumento conocerás a muchas personas. La música involucra a casi todas las personas y por esto la cadena es larga: desde los que admiran y disfrutan de las interpretaciones hasta quienes tocan el mismo instrumento u otros. Al encontrarte con un par se refuerza la empatía y se pueden generar muchos proyectos interesantes en conjunto.


6 – Aumenta la creatividad


Si bien la música tiene su propio lenguaje y conocerlo y respetarlo te puede volver un gran intérprete, ésta como otras disciplinas tiene mucho de espontaneidad e improvisación; por lo que al comenzar a tocar y llevar el ritmo para el lado que se te ocurra estarás dando rienda suelta a tu imaginación y trabajando notablemente tu creatividad. Esto también te servirá para buscar nuevas soluciones a los dilemas cotidianos.


7 – Reduce el estrés

Como mencionamos más arriba, el escuchar música o tocar un instrumento nos pone más felices. Al tocar un instrumento estarás “tan metido” en eso que todo tu cuerpo y mente vibrarán en la misma frecuencia que tu música. Sólo basta observar la cara y actitud de la mayoría de los músicos cuando están tocando su instrumento, los que parecen gozar de ese momento como si no existiera nada más alrededor.


8 – Trabaja la disciplina


Como con todas las cosas, la práctica hace al maestro; por lo que comprometerte a aprender a tocar un instrumento trabaja también tu constancia y disciplina; una buena habilidad que podrás transferir a cualquier otra actividad de tu vida como el trabajo o los estudios.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.