Noticias

¿Eres un inmaduro emocional?

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Las personas inmaduras emocionalmente tienen una serie de conductas que son vistas como inapropiadas al llegar a la adultez. Algunas de estas características pueden ser entre otras la impulsividad o la falta de consideración por los demás, modos de actuar más asociados a la adolescencia o niñez. ¿Quieres conocer algunos de los rasgos más notorios de una persona emocionalmente inmadura? Descúbrelos a continuación.


5 características de las personas inmaduras emocionalmente


1 – Falta de empatía

La empatía es poder ponerse en el lugar del otro desde un punto de vista afectivo; y quienes son inmaduros emocionales carecen de la capacidad de entender los sentimientos y emociones de los demás.


2 – Falta de introspección

La introspección o inspección interna tiene que ver con poder mirar al interior de uno mismo, conociendo y reflexionando sobre sus propios estados mentales. En pocas palabras, es conocerse a sí mismo y pensarse y analizarse de manera crítica.

El no poder reflexionar acerca de uno mismo y de las decisiones que se toma, volviendo a caer una y otra vez en el mismo error, es otro síntoma de inmadurez mental.


3 – Ser impulsivo

Las personas impulsivas reaccionan a las situaciones y estímulos de forma inesperada y hasta desmedida, sin reflexiones previas y sin tomar en cuenta las consecuencias que pueden provocar sus actos.

Quienes responden por impulsos no miden las consecuencias ni a corto ni a largo plazo y se dejan llevar por arrebatos; muchas veces, poniendo en peligro (aunque sea en “peligro emocional”) a los demás, además de que ellos mismos se meterán en problemas con frecuencia.


4 – Intolerancia

Que no estemos de acuerdo con las ideas y estilos de vida de todos los que nos rodean es lo más natural, y quienes son incapaces de respetar las opiniones, ideas o actitudes de los demás cuando no coinciden con su modo de pensar son los intolerantes.

La intolerancia es la incapacidad de tolerar algo distinto, y puede tener consecuencias muy graves como las que a gran escala vemos a nivel político y social. Y si bien la intolerancia puede ser un rasgo más complejo en un ser humano, también es sinónimo de inmadurez.


5 – Las personas inmaduras son muy influenciables y no saben lo que quieren

Al llegar a la etapa adulta podemos seguir dudando, naturalmente, de algunos aspectos de nuestra vida; pero quien no sabe que desea alcanzar en ningún ámbito, ni que siente o piensa de determinadas cuestiones y en cambio se deja influenciar fácilmente por las opiniones y comportamientos de los demás, está demostrando inmadurez emocional.

La madurez no es solamente poder pagar tu comida y tener un trabajo. Ser maduro es saber qué quieres conseguir a futuro y trabajar por ello, aunque eventualmente en el futuro puedas cambiar. Quienes son maduros no esperan que las cosas sucedan por arte de magia ni imitan la manera de pensar y vivir de los demás, sino que orientan su energía y esfuerzo a construir su propia vida.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.