Noticias

En tres municipios bolivianos un 45% de los estudiantes de bachillerato abandona sus estudios

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Universia

Un 45% de estudiantes de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz no logra terminar el bachillerato. Una de las causas de esto es que los jóvenes se sienten atraídos al mercado laboral, que según el estudio del PNUD, les ofrece salarios a corto plazo pero sin perspectivas de futuro.

 

Lee también
» Solo uno de cada cuatro jóvenes bolivianos consigue un trabajo digno
» En el país 3 de cada 100 personas son analfabetas
» ¿Cuáles son los principales motivos por los que se posterga la educación universitaria?

 


El economista del PNUD Ernesto Pérez informó al diario La Razón que un 45% de los jóvenes en los mencionados municipios no consigue ser bachiller; cifras similares a las que en 2011 publicó la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (Udape) junto al Ministerio de Educación, quienes revelaban en aquella oportunidad que “el 60% de estudiantes bolivianos lograba terminar el bachillerato, frente a un 40% que no lo hacía”.


La encuesta realizada recientemente tomó como muestra a personas de entre 14 y 17 años y se realizó en los años 2013 y 2014. Si bien los porcentajes con el primer estudio son parecidos, Pérez aclara que las cifras no pueden ser comparables porque el del Udape se realizó a nivel nacional mientras que el del PNUD abarcó 20 municipios, entre ellos La Paz, El Alto, Cercado y Santa Cruz de la Sierra.


Según el especialista, la deserción escolar se debe a la calidad educativa. “Los jóvenes no ven mucha utilidad en la educación”, afirmó; siendo también una de las consecuencias del abandono, el mercado de trabajo que caracteriza actualmente a Bolivia. Pérez asegura que se trata de “la cara fea del boom económico” de la última década, ya que el mercado laboral ofrece mejores ingresos y esto “lo vuelve atractivo para los jóvenes que optan por dejar los estudios y meterse a la construcción, servicios, comercio y otros”, explica.

 

Por su lado la directora del colegio Pedro Domingo Murillo en Palca, Zulema Mamani, aseguró a la Revista del Futuro del PNUD que esta situación también se da en su municipio. “Ven el dinero y van dando poca importancia al estudio”, afirmó; mientras que el representante adjunto del PNUD en Bolivia, Claudio Providas, declaró al mismo medio que los estudiantes “sacrifican el futuro de mañana para ganar muy pocos pesos hoy día” y recordó que “los jóvenes más preparados ganan y viven mejor”.

 

También el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Bruno Rojas, se refirió a este tema afirmando que solo 6 de cada 100 adolescentes tienen un buen empleo, mientras que el resto cuenta con un trabajo precario. Aseguró, además, que 6 de cada 10 jóvenes no encuentra un trabajo digno por falta de capacitación.

Desde el año 2002 no se realizan en el país pruebas que midan la calidad de la educación; mientras que un estudio de la Cepal de los años 2011 y 2012 indicó que 87 de cada 100 jóvenes bolivianos aseguraron que el colegio es “una pérdida de tiempo”

¿Cómo enfrenta el Ministerio de Educación el abandono de estudios de los jóvenes?

El viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, asegura al respecto de esta situación que el Gobierno trabaja para implementar una estrategia de educación que resulte más atractiva a los bachilleres y nombró como ejemplo de esto la entrega de computadoras Quipus a estudiantes de 6to de secundaria, que les permite acceder a la tecnología de hoy en día.

 

Además, mencionó los bonos Juancito Pinto de Bs 200 para los estudiantes que concurren a colegios fiscales y de convenio, y los de Excelencia, que ascienden a Bs 1000 y se entregan a los mejores bachilleres. Quiroz es entusiasta sobre que en el futuro y mediante estos incentivos “el 100% de los jóvenes concluya la educación secundaria”, según sus declaraciones.

 

Los “nini” son el 5% de la juventud en tres regiones del país

Según la encuesta que el PNUD realizó a jóvenes de entre 18 y 24 años en 20 municipios de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz entre 2013 y 2014, un 5% de ellos pertenecen al grupo de los “ni ni”, que son aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan. Pérez declara que es alarmante que de los 4 millones de jóvenes entrevistados, unos 180.000 no estén trabajando ni estudiando; por lo que probablemente estas personas terminen vinculadas “a la delincuencia o a la problemática del embarazo adolescente”.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.