Noticias

3 pensamientos que te trancan en tus estudios

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Más allá de la procastinación o de no prestar atención en clase (algo fundamental para entender los temas que se están tratando), algunos pensamientos o actitudes que tomamos nos bloquean a la hora de alcanzar un buen rendimiento en los estudios. Se trata por supuesto de pensamientos negativos y de “tirar la toalla” ante la primera dificultad. Descubre qué ideas te pueden estar trancando para poder superarlas, dar lo mejor de ti y alcanzar tus objetivos de estudio.


3 pensamientos negativos que te impiden alcanzar tus metas en los estudios



1 – Aunque me esfuerce nunca llego


Algunas asignaturas pueden costarte más que otras, pero lo importante es ser sincero con uno mismo y ver si, realmente, estás dando todo de ti o cuando estudias interrumpes cada diez minutos para chequear el móvil o porque te quedaste distraído con una mosca que pasó.

Esto de que algunas asignaturas requerirán más esfuerzo es algo que debes tener claro; ya que si de verdad estás en la carrera correcta no habrá nada que te impida alcanzar lo que te propones.


2 – Esto es muy difícil


El pensamiento de que algo es muy difícil y por eso ni siquiera vale la pena intentarlo es uno de los que más temor nos infunde y nos puede llegar a obstaculizar.

Hoy en día no es necesario tener el dinero para ir a un profesor particular ya que existen todo tipo de recursos en Internet gratuitos para entender cualquier tema; por lo que si con las explicaciones y lecturas recomendadas por el docente no te es suficiente, fíjate en tutoriales, foros en internet y demás materiales que puedan orientarte.

Elimina el pensamiento de que algo es muy difícil y no lo entenderás porque eso ya te predispone a ni siquiera querer entenderlo. No te desanimes antes de haber hecho todo lo posible para alcanzar lo que quieres.


3 – Este profesor es conocido por reprobar a todo el mundo


Lo mejor es evitar el tipo de comentarios de pasillo que asignan “famas” a los docentes de ser demasiado benevolentes o demasiado complejos. Si tomas por cierta cualquiera de estas dos cuestiones que se digan de un profesor pasará que te descansarás y no harás nada porque “total”, con uno apruebas fácil y con el otro no hay esfuerzo que valga, reprobarás igual.

El éxito o fracaso depende, casi siempre, del mucho o poco esfuerzo que hayas puesto en algo
; así que haz oídos sordos a lo que escuches del resto y prueba tu propia experiencia con el profesor y sobre todo, no creas que tus calificaciones finales dependerán de si le caes bien o mal al profesor.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.