Noticias

Sigue estos consejos en la mañana y te volverás más productivo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock

Ser más productivo no significa convertirse en un robot o una máquina del trabajo; sino que al contrario aumentar tú productividad te servirá no solo para hacer las cosas mejor y a tiempo, sino para disfrutar de la manera que más te guste el tiempo libre restante. Chequea qué acciones puedes tomar en tus mañanas para que tus días sean mucho más productivos.


4 pequeñas acciones matinales que te ayudarán a tener días más productivos



1 – Levantarte bien descansado

Si ya te levantas cansado entonces es probable que no logres repuntar el día. Lo primero que necesitas para rendir ya sea en el trabajo, en el estudio o en cualquier actividad es haber dormido lo suficiente. Si no descansas bien te estarás exigiendo a nivel físico y mental y tendrás que hacer un gran esfuerzo para poder concentrarte sin dormirte en cada rincón; a la vez que no dormir bien también es tremendo para el humor y el estado de ánimo.


2 – El teléfono a primera hora no

Si eres de los que cuando no han terminado de abrir los ojos ya tiene su teléfono en la mano y está chequeando las redes sociales o el correo electrónico, deja esta actitud de lado. Salvo que estés esperando que te llegue la noticia de tu vida por alguno de estos medios, estar conectado desde primera hora solo te hace perder tiempo retrasando el inicio de la jornada.


3 – Desayuna

Con lo complejo que es que todos los profesionales se pongan de acuerdo sobre un punto, en el tema del desayuno no hay discrepancias: nutricionistas y médicos aseguran una y otra vez que el desayuno es la comida más importante del día, y que de ésta dependerá en gran parte el rendimiento y nivel de energía que tengas durante el día. Incluye proteínas en tu desayuno (por ejemplo huevos o frutos secos) y verás cómo te lo agradece tu productividad. Algo importante a tener en cuenta es que el desayuno debe realizarse casi enseguida después que te levantas y no horas después, ya que sino, para funcionar, tu cuerpo comenzará a “comerse” los recursos que tiene y que deben ser usados en otra cosa.


4 – Toma una ducha fría

Claro que no te darás un baño de agua helada en invierno; pero que el agua de tus duchas no esté a una temperatura muy elevada y al contrario tienda a estar fría no solo será mejor para tu piel, tu sistema circulatorio y digestivo: también será ideal para despabilarte.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.